Job
Regresar a la Sagrada BibliaThe Holy Bible in English

ir a:
CAPÍTULO 1
CAPÍTULO 2
CAPÍTULO 3
CAPÍTULO 4
CAPÍTULO 5
CAPÍTULO 6
CAPÍTULO 7
CAPÍTULO 8
CAPÍTULO 9
CAPÍTULO 10
CAPÍTULO 11
CAPÍTULO 12
CAPÍTULO 13
CAPÍTULO 14
CAPÍTULO 15
CAPÍTULO 16
CAPÍTULO 17
CAPÍTULO 18
CAPÍTULO 19
CAPÍTULO 20
CAPÍTULO 21
CAPÍTULO 22
CAPÍTULO 23
CAPÍTULO 24
CAPÍTULO 25
CAPÍTULO 26
CAPÍTULO 27
CAPÍTULO 28
CAPÍTULO 29
CAPÍTULO 30
CAPÍTULO 31
CAPÍTULO 32
CAPÍTULO 33
CAPÍTULO 34
CAPÍTULO 35
CAPÍTULO 36
CAPÍTULO 37
CAPÍTULO 38
CAPÍTULO 39
CAPÍTULO 40
CAPÍTULO 41
CAPÍTULO 42
Capítulo 41:
1 - Tu esperanza se vería defraudada: con sólo mirarlo quedarías aterrado.
2 - ¿No es demasiado feroz para excitarlo? ¿Quién podría resistir ante él?
3 - ¿Quién lo enfrentó, y quedó sano y salvo? ¡Nadie debajo de los cielos!
4 - No dejaré de mencionar sus miembros, hablaré de su fuerza incomparable.
5 - ¿Quién rasgó el exterior de su manto o atravesó su doble coraza?
6 - ¿Quién forzó las puertas de sus fauces? ¡En torno de sus colmillos reina el terror!
7 - Su dorso es una hilera de escudos, trabados por un sello de piedra.
8 - Se aprietan unos contra otros, ni una brisa pasa en medio de ellos.
9 - Están adheridos entre sí, forman un bloque y no se separan.
10 - Su estornudo arroja rayos de luz, sus ojos brillan como los destellos de la aurora.
11 - De sus fauces brotan antorchas, chispas de fuego escapan de ellas.
12 - Sale humo de sus narices como de una olla que hierve sobre el fuego.
13 - Su aliento enciende los carbones, una llamarada sale de su boca.
14 - En su cerviz reside la fuerza y cunde el pánico delante de él.
15 - Sus carnes son macizas: están pegadas a él y no se mueven.
16 - Su corazón es duro como una roca, resistente como una piedra de molino.
17 - Cuando se yergue, tiemblan las olas, se retira el oleaje del mar.
18 - La espada lo toca, pero no se clava, ni tampoco la lanza, el dardo o la jabalina.
19 - El hierro es como paja para él, y el bronce, como madera podrida.
20 - Las flechas no lo hacen huir, las piedras de la honda se convierten en estopa.
21 - La maza le parece una brizna de hierba y se ríe del estruendo del sable.
22 - Tiene por debajo tejas puntiagudas, se arrastra como un rastrillo sobre el barro.
23 - Hace hervir las aguas profundas como una olla, convierte el mar en un pebetero.
24 - Deja detrás de él una estela luminosa: el océano parece cubierto de una cabellera blanca.
25 - No hay en la tierra nadie igual a él, ha sido hecho para no temer nada.
26 - Mira de frente a los más encumbrados, es el rey de las bestias más feroces.