Salmos
Regresar a la Sagrada BibliaThe Holy Bible in English

ir a:
CAPÍTULO 1
CAPÍTULO 2
CAPÍTULO 3
CAPÍTULO 4
CAPÍTULO 5
CAPÍTULO 6
CAPÍTULO 7
CAPÍTULO 8
CAPÍTULO 9
CAPÍTULO 10
CAPÍTULO 11
CAPÍTULO 12
CAPÍTULO 13
CAPÍTULO 14
CAPÍTULO 15
CAPÍTULO 16
CAPÍTULO 17
CAPÍTULO 18
CAPÍTULO 19
CAPÍTULO 20
CAPÍTULO 21
CAPÍTULO 22
CAPÍTULO 23
CAPÍTULO 24
CAPÍTULO 25
CAPÍTULO 26
CAPÍTULO 27
CAPÍTULO 28
CAPÍTULO 29
CAPÍTULO 30
CAPÍTULO 31
CAPÍTULO 32
CAPÍTULO 33
CAPÍTULO 34
CAPÍTULO 35
CAPÍTULO 36
CAPÍTULO 37
CAPÍTULO 38
CAPÍTULO 39
CAPÍTULO 40
CAPÍTULO 41
CAPÍTULO 42
CAPÍTULO 43
CAPÍTULO 44
CAPÍTULO 45
CAPÍTULO 46
CAPÍTULO 47
CAPÍTULO 48
CAPÍTULO 49
CAPÍTULO 50
CAPÍTULO 51
CAPÍTULO 52
CAPÍTULO 53
CAPÍTULO 54
CAPÍTULO 55
CAPÍTULO 56
CAPÍTULO 57
CAPÍTULO 58
CAPÍTULO 59
CAPÍTULO 60
CAPÍTULO 61
CAPÍTULO 62
CAPÍTULO 63
CAPÍTULO 64
CAPÍTULO 65
CAPÍTULO 66
CAPÍTULO 67
CAPÍTULO 68
CAPÍTULO 69
CAPÍTULO 70
CAPÍTULO 71
CAPÍTULO 72
CAPÍTULO 73
CAPÍTULO 74
CAPÍTULO 75
CAPÍTULO 76
CAPÍTULO 77
CAPÍTULO 78
CAPÍTULO 79
CAPÍTULO 80
CAPÍTULO 81
CAPÍTULO 82
CAPÍTULO 83
CAPÍTULO 84
CAPÍTULO 85
CAPÍTULO 86
CAPÍTULO 87
CAPÍTULO 88
CAPÍTULO 89
CAPÍTULO 90
CAPÍTULO 91
CAPÍTULO 92
CAPÍTULO 93
CAPÍTULO 94
CAPÍTULO 95
CAPÍTULO 96
CAPÍTULO 97
CAPÍTULO 98
CAPÍTULO 99
CAPÍTULO 100
CAPÍTULO 101
CAPÍTULO 102
CAPÍTULO 103
CAPÍTULO 104
CAPÍTULO 105
CAPÍTULO 106
CAPÍTULO 107
CAPÍTULO 108
CAPÍTULO 109
CAPÍTULO 110
CAPÍTULO 111
CAPÍTULO 112
CAPÍTULO 113
CAPÍTULO 114
CAPÍTULO 115
CAPÍTULO 116
CAPÍTULO 117
CAPÍTULO 118
CAPÍTULO 119
CAPÍTULO 120
CAPÍTULO 121
CAPÍTULO 122
CAPÍTULO 123
CAPÍTULO 124
CAPÍTULO 125
CAPÍTULO 126
CAPÍTULO 127
CAPÍTULO 128
CAPÍTULO 129
CAPÍTULO 130
CAPÍTULO 131
CAPÍTULO 132
CAPÍTULO 133
CAPÍTULO 134
CAPÍTULO 135
CAPÍTULO 136
CAPÍTULO 137
CAPÍTULO 138
CAPÍTULO 139
CAPÍTULO 140
CAPÍTULO 141
CAPÍTULO 142
CAPÍTULO 143
CAPÍTULO 144
CAPÍTULO 145
CAPÍTULO 146
CAPÍTULO 147
CAPÍTULO 148
CAPÍTULO 149
CAPÍTULO 150
Capítulo 25:
1 - De David. Alef A ti, Señor, elevo mi alma,
2 - Dios mío, yo pongo en ti mi confianza; ¡que no tenga que avergonzarme ni se rían de mí mis enemigos!
3 - Ninguno de los que esperan en ti tendrá que avergonzarse: se avergonzarán los que traicionan en vano.
4 - Muéstrame, Señor, tus caminos, enséñame tus senderos.
5 - Guíame por el camino de tu fidelidad; enséñame, porque tú eres mi Dios y mi salvador, Vau y yo espero en ti todo el día.
6 - Acuérdate, Señor, de tu compasión y de tu amor, porque son eternos.
7 - No recuerdes los pecados ni las rebeldías de mi juventud: por tu bondad, Señor, acuérdate de mi según tu fidelidad.
8 - El Señor es bondadoso y recto: por eso muestra el camino a los extraviados;
9 - él guía a los humildes para que obren rectamente y enseña su camino a los pobres.
10 - Todos los senderos del Señor son amor y fidelidad, para los que observan los preceptos de su alianza.
11 - ¡Por el honor de tu Nombre, Señor, perdona mi culpa, aunque es muy grande!
12 - ¿Hay alguien que teme al Señor? Él le indicará el camino que debe elegir:
13 - su alma descansará feliz y su descendencia poseerá la tierra.
14 - El Señor da su amistad a los que lo temen y les hace conocer su alianza.
15 - Mis ojos están siempre fijos en el Señor, porque él sacará mis pies de la trampa.
16 - Mírame, Señor, y ten piedad de mí, porque estoy solo y afligido:
17 - alivia las angustias de mi corazón, y sácame de mis tribulaciones.
18 - Mira mi aflicción y mis fatigas, y perdona todos mis pecados.
19 - Mira qué numerosos son mis enemigos y qué violento es el odio que me tienen.
20 - Defiende mi vida y líbrame: que no me avergüence de haber confiado en ti;
21 - la integridad y la rectitud me protegen, porque yo espero en ti, Señor.
22 - Salva, Dios mío, a Israel de todas sus angustias.