Salmos
Regresar a la Sagrada BibliaThe Holy Bible in English

ir a:
CAPÍTULO 1
CAPÍTULO 2
CAPÍTULO 3
CAPÍTULO 4
CAPÍTULO 5
CAPÍTULO 6
CAPÍTULO 7
CAPÍTULO 8
CAPÍTULO 9
CAPÍTULO 10
CAPÍTULO 11
CAPÍTULO 12
CAPÍTULO 13
CAPÍTULO 14
CAPÍTULO 15
CAPÍTULO 16
CAPÍTULO 17
CAPÍTULO 18
CAPÍTULO 19
CAPÍTULO 20
CAPÍTULO 21
CAPÍTULO 22
CAPÍTULO 23
CAPÍTULO 24
CAPÍTULO 25
CAPÍTULO 26
CAPÍTULO 27
CAPÍTULO 28
CAPÍTULO 29
CAPÍTULO 30
CAPÍTULO 31
CAPÍTULO 32
CAPÍTULO 33
CAPÍTULO 34
CAPÍTULO 35
CAPÍTULO 36
CAPÍTULO 37
CAPÍTULO 38
CAPÍTULO 39
CAPÍTULO 40
CAPÍTULO 41
CAPÍTULO 42
CAPÍTULO 43
CAPÍTULO 44
CAPÍTULO 45
CAPÍTULO 46
CAPÍTULO 47
CAPÍTULO 48
CAPÍTULO 49
CAPÍTULO 50
CAPÍTULO 51
CAPÍTULO 52
CAPÍTULO 53
CAPÍTULO 54
CAPÍTULO 55
CAPÍTULO 56
CAPÍTULO 57
CAPÍTULO 58
CAPÍTULO 59
CAPÍTULO 60
CAPÍTULO 61
CAPÍTULO 62
CAPÍTULO 63
CAPÍTULO 64
CAPÍTULO 65
CAPÍTULO 66
CAPÍTULO 67
CAPÍTULO 68
CAPÍTULO 69
CAPÍTULO 70
CAPÍTULO 71
CAPÍTULO 72
CAPÍTULO 73
CAPÍTULO 74
CAPÍTULO 75
CAPÍTULO 76
CAPÍTULO 77
CAPÍTULO 78
CAPÍTULO 79
CAPÍTULO 80
CAPÍTULO 81
CAPÍTULO 82
CAPÍTULO 83
CAPÍTULO 84
CAPÍTULO 85
CAPÍTULO 86
CAPÍTULO 87
CAPÍTULO 88
CAPÍTULO 89
CAPÍTULO 90
CAPÍTULO 91
CAPÍTULO 92
CAPÍTULO 93
CAPÍTULO 94
CAPÍTULO 95
CAPÍTULO 96
CAPÍTULO 97
CAPÍTULO 98
CAPÍTULO 99
CAPÍTULO 100
CAPÍTULO 101
CAPÍTULO 102
CAPÍTULO 103
CAPÍTULO 104
CAPÍTULO 105
CAPÍTULO 106
CAPÍTULO 107
CAPÍTULO 108
CAPÍTULO 109
CAPÍTULO 110
CAPÍTULO 111
CAPÍTULO 112
CAPÍTULO 113
CAPÍTULO 114
CAPÍTULO 115
CAPÍTULO 116
CAPÍTULO 117
CAPÍTULO 118
CAPÍTULO 119
CAPÍTULO 120
CAPÍTULO 121
CAPÍTULO 122
CAPÍTULO 123
CAPÍTULO 124
CAPÍTULO 125
CAPÍTULO 126
CAPÍTULO 127
CAPÍTULO 128
CAPÍTULO 129
CAPÍTULO 130
CAPÍTULO 131
CAPÍTULO 132
CAPÍTULO 133
CAPÍTULO 134
CAPÍTULO 135
CAPÍTULO 136
CAPÍTULO 137
CAPÍTULO 138
CAPÍTULO 139
CAPÍTULO 140
CAPÍTULO 141
CAPÍTULO 142
CAPÍTULO 143
CAPÍTULO 144
CAPÍTULO 145
CAPÍTULO 146
CAPÍTULO 147
CAPÍTULO 148
CAPÍTULO 149
CAPÍTULO 150
Capítulo 90:
1 - Señor, tú has sido para nosotros un refugio de edad en edad.
2 - Antes que los montes fuesen engendrados, antes que naciesen tierra y orbe, desde siempre hasta siempre tú eres Dios.
3 - Tú al polvo reduces a los hombres, diciendo: "¡Tornad, hijos de Adán!"
4 - Porque mil años a tus ojos son como el ayer, que ya pasó, como una vigilia de la noche.
5 - Tú los sumerges en un sueño, a la mañana serán como hierba que brota;
6 - por la mañana brota y florece, por la tarde se amustia y se seca.
7 - Pues por tu cólera somos consumidos, por tu furor anonadados.
8 - Has puesto nuestras culpas ante ti, a la luz de tu faz nuestras faltas secretas.
9 - Bajo tu enojo declinan todos nuestros días, como un suspiro consumimos nuestros años.
10 - Los años de nuestra vida son unos setenta, u ochenta, si hay vigor; mas son la mayor parte trabajo y vanidad, pues pasan presto y nosotros nos volamos.
11 - ¿Quién conoce la fuerza de tu cólera, y, temiéndote, tu indignación?
12 - ¡Enséñanos a contar nuestros días, para que entre la sabiduría en nuestro corazón!
13 - ¡Vuelve, Yahveh! ¿Hasta cuándo?Ten piedad de tus siervos.
14 - Sácianos de tu amor a la mañana, que exultemos y cantemos toda nuestra vida.
15 - Devuélvenos en gozo los días que nos humillaste, los años en que desdicha conocimos.
16 - ¡Que se vea tu obra con tus siervos, y tu esplendor sobre sus hijos!
17 - ¡La dulzura del Señor sea con nosotros! ¡Confirma tú la acción de nuestras manos!