Salmos
Regresar a la Sagrada BibliaThe Holy Bible in English

ir a:
CAPÍTULO 1
CAPÍTULO 2
CAPÍTULO 3
CAPÍTULO 4
CAPÍTULO 5
CAPÍTULO 6
CAPÍTULO 7
CAPÍTULO 8
CAPÍTULO 9
CAPÍTULO 10
CAPÍTULO 11
CAPÍTULO 12
CAPÍTULO 13
CAPÍTULO 14
CAPÍTULO 15
CAPÍTULO 16
CAPÍTULO 17
CAPÍTULO 18
CAPÍTULO 19
CAPÍTULO 20
CAPÍTULO 21
CAPÍTULO 22
CAPÍTULO 23
CAPÍTULO 24
CAPÍTULO 25
CAPÍTULO 26
CAPÍTULO 27
CAPÍTULO 28
CAPÍTULO 29
CAPÍTULO 30
CAPÍTULO 31
CAPÍTULO 32
CAPÍTULO 33
CAPÍTULO 34
CAPÍTULO 35
CAPÍTULO 36
CAPÍTULO 37
CAPÍTULO 38
CAPÍTULO 39
CAPÍTULO 40
CAPÍTULO 41
CAPÍTULO 42
CAPÍTULO 43
CAPÍTULO 44
CAPÍTULO 45
CAPÍTULO 46
CAPÍTULO 47
CAPÍTULO 48
CAPÍTULO 49
CAPÍTULO 50
CAPÍTULO 51
CAPÍTULO 52
CAPÍTULO 53
CAPÍTULO 54
CAPÍTULO 55
CAPÍTULO 56
CAPÍTULO 57
CAPÍTULO 58
CAPÍTULO 59
CAPÍTULO 60
CAPÍTULO 61
CAPÍTULO 62
CAPÍTULO 63
CAPÍTULO 64
CAPÍTULO 65
CAPÍTULO 66
CAPÍTULO 67
CAPÍTULO 68
CAPÍTULO 69
CAPÍTULO 70
CAPÍTULO 71
CAPÍTULO 72
CAPÍTULO 73
CAPÍTULO 74
CAPÍTULO 75
CAPÍTULO 76
CAPÍTULO 77
CAPÍTULO 78
CAPÍTULO 79
CAPÍTULO 80
CAPÍTULO 81
CAPÍTULO 82
CAPÍTULO 83
CAPÍTULO 84
CAPÍTULO 85
CAPÍTULO 86
CAPÍTULO 87
CAPÍTULO 88
CAPÍTULO 89
CAPÍTULO 90
CAPÍTULO 91
CAPÍTULO 92
CAPÍTULO 93
CAPÍTULO 94
CAPÍTULO 95
CAPÍTULO 96
CAPÍTULO 97
CAPÍTULO 98
CAPÍTULO 99
CAPÍTULO 100
CAPÍTULO 101
CAPÍTULO 102
CAPÍTULO 103
CAPÍTULO 104
CAPÍTULO 105
CAPÍTULO 106
CAPÍTULO 107
CAPÍTULO 108
CAPÍTULO 109
CAPÍTULO 110
CAPÍTULO 111
CAPÍTULO 112
CAPÍTULO 113
CAPÍTULO 114
CAPÍTULO 115
CAPÍTULO 116
CAPÍTULO 117
CAPÍTULO 118
CAPÍTULO 119
CAPÍTULO 120
CAPÍTULO 121
CAPÍTULO 122
CAPÍTULO 123
CAPÍTULO 124
CAPÍTULO 125
CAPÍTULO 126
CAPÍTULO 127
CAPÍTULO 128
CAPÍTULO 129
CAPÍTULO 130
CAPÍTULO 131
CAPÍTULO 132
CAPÍTULO 133
CAPÍTULO 134
CAPÍTULO 135
CAPÍTULO 136
CAPÍTULO 137
CAPÍTULO 138
CAPÍTULO 139
CAPÍTULO 140
CAPÍTULO 141
CAPÍTULO 142
CAPÍTULO 143
CAPÍTULO 144
CAPÍTULO 145
CAPÍTULO 146
CAPÍTULO 147
CAPÍTULO 148
CAPÍTULO 149
CAPÍTULO 150
Capítulo 69:
1 - = Del maestro de coro. Según la melodía: "Lirios..." De David. =
2 - ¡Sálvame, oh Dios, porque las aguas me llegan hasta el cuello!
3 - Me hundo en el cieno del abismo, sin poder hacer pie; he llegado hasta el fondo de las aguas, y las olas me anegan.
4 - Estoy exhausto de gritar, arden mis fauces, mis ojos se consumen de esperar a mi Dios.
5 - Son más que los cabellos de mi cabeza los que sin causa me odian; más duros que mis huesos los que me hostigan sin razón. (¿Lo que yo no he robado tengo que devolver?)
6 - Tú, oh Dios, mi torpeza conoces, no se te ocultan mis ofensas.
7 - ¡No se avergüencen por mí los que en ti esperan, oh Yahveh Sebaot! ¡No sufran confusión por mí los que te buscan, oh Dios de Israel!
8 - Pues por ti sufro el insulto, y la vergüenza cubre mi semblante;
9 - Para mis hermanos soy un extranjero, un desconocido para los hijos de mi madre;
10 - pues me devora el celo de tu casa, y caen sobre mí los insultos de los que te insultan.
11 - Si mortifi-o mi alma con ayuno, se me hace un pretexto de insulto;
12 - si tomo un sayal por vestido, para ellos me convierto en burla,
13 - cuento de los que están sentados a la puerta, y copla de los que beben licor fuerte.
14 - Mas mi oración hacia ti, Yahveh, en el tiempo propicio: por tu gran amor, oh Dios, respóndeme, por la verdad de tu salvación.
15 - ¡Sácame del cieno, no me hunda, escape yo a los que me odian, a las honduras de las aguas!
16 - ¡El flujo de las aguas no me anegue no me trague el abismo, ni el pozo cierre sobre mí su boca!
17 - ¡Respóndeme, Yahveh, pues tu amor es bondad; en tu inmensa ternura vuelve a mí tus ojos;
18 - no retires tu rostro de tu siervo, que en angustias estoy, pronto, respóndeme;
19 - acércate a mi alma, rescátala, por causa de mis enemigos, líbrame!
20 - Tú conoces mi oprobio, mi vergüenza y mi afrenta, ante ti están todos mis opresores.
21 - El oprobio me ha roto el corazón y desfallezco.Espero compasión, y no la hay, consoladores, y no encuentro ninguno.
22 - Veneno me han dado por comida, en mi sed me han abrevado con vinagre.
23 - ¡Que su mesa ante ellos se convierta en un lazo, y su abundancia en una trampa;
24 - anúblense sus ojos y no vean, haz que sus fuerzas sin cesar les fallen!
25 - Derrama tu enojo sobre ellos, los alcance el ardor de tu cólera;
26 - su recinto quede hecho un desierto, en sus tiendas no haya quien habite:
27 - porque acosan al que tú has herido, y aumentan la herida de tu víctima.
28 - Culpa añade a su culpa, no tengan más acceso a tu justicia;
29 - del libro de la vida sean borrados, no sean inscritos con los justos.
30 - Y yo desdichado, dolorido, ¡tu salvación, oh Dios, me restablezca!
31 - El nombre de Dios celebraré en un cántico, le ensalzaré con la acción de gracias;
32 - y más que un toro agradará a Yahveh, más que un novillo con cuernos y pezuñas.
33 - Lo han visto los humildes y se alegran; ¡viva vuestro corazón, los que buscáis a Dios!
34 - Porque Yahveh escucha a los pobres, no desprecia a sus cautivos.
35 - ¡Alábenle los cielos y la tierra, el mar y cuanto bulle en él!
36 - Pues salvará Dios a Sión, reconstruirá las ciudades de Judá: habitarán allí y las poseerán;
37 - la heredará la estirpe de sus siervos, los que aman su nombre en ella morarán.